Take Action
Plan Your Care
LEARN
About Us
News
C&C Magazine
Volunteer
Donate

Actor Mauricio Ochmann, Activista Dolores Huerta, Lideran Californianos en Lucha para Salvar Ley de Opción de Fin de Vida

Actor Mexicano y Campeona de Derechos CIviles, Instan a Latinos a Defender la Recién Suspendida Ley de Ayuda Médica Para Morir

Compassion & Choices lanzó hoy videos bilingües con el actor mexicano Mauricio Ochmann y la activista de derechos civiles Dolores Huerta instando a los latinos en California a unirse para defender la ley recién suspendida, End of Life Option Act o Ley de Opción de Fin de Vida por la cual lucharon tanto. Hace 10 días, el 24 de mayo, un juez de California emitió un fallo invalidando la ley, por lo cual se encuentra pendiente de una revisión adicional por parte de los tribunales.

Ochmann y Huerta son miembros del Consejo de Liderazgo Latino de Compassion & Choices, un grupo de líderes que ayudarán a guiar a los hispanos en los 50 Estados, 16 territorios de Estados Unidos (por ejemplo, Puerto Rico) y varias islas. El Consejo es una extensión del alcance exitoso de Compassion & Choices a las comunidades de color quienes fueron clave para ganar campañas para aprobar leyes que autorizan la ayuda médica para morir en California en el 2015, y en Colorado y el Distrito de Columbia en 2016.

“El dia de mañana me diagnostican.. Me dicen tienes seis meses de vida, o tienes tres meses de vida o tienes un mes o tienes cinco días.. Que yo pueda decidir cómo.. Y a qué hora y decidir hasta donde aceptó entrarle al dolor,” dice Mauricio en el video en español. “Yo no estoy diciendo conviértete … cree, simplemente respeta, asi como yo respeto tu creencia, respeta mi creencia. Que exista la ley y que cad quien escoja.”

La ley de California, igual a las leyes de Washington, DC y otros seis estados, otorga a los adultos que sufren de una enfermedad terminal, que se encuentran en pleno uso de sus facultades mentales, pero que tienen un pronóstico de vida de seis meses o menos, la opción de solicitar una receta médica que puedan ingerir para poner fin al sufrimiento insoportable y morir pacíficamente mientras duermen.

Dolores Huerta

“Esta legislación es tan importante porque le da a la gente una opción”, dice Huerta en un video de un teléfono celular. “Si no está de acuerdo con esta elección … No tiene que ser … para usted o para su familia, pero no deberíamos evitar que otros … tomen esa decisión. No debemos ser nosotros quienes juzguemos lo que otras personas quieran hacer si deciden poner fin a su vida”.

Si el fallo del tribunal inferior no se revierte, revocaría una ley, la cual respaldaron una abrumadora mayoría de californianos junto a sus familias.

“Le dije a mi familia, a las personas que amo y a las personas que me aman, a mis amigos, a todos, que en mi muerte, si tengo … una enfermedad terminal o algo así, y la estoy pasando fatal … Yo quiero ‘fuera”, dice en el video en inglés Ochmann. “Es mi decisión. No quiero sufrir “.

“La popularidad de Mauricio Ochmann y Dolores Huerta entre los latinos ayudó a fortalecer el apoyo público para la ayuda médica para morir e inspiró a latinos como el Dr. Robert Olvera en California y Miguel Carrasquillo en Puerto Rico para abogar por estas leyes”, dijo Patricia A. González-Portillo, directora nacional de comunicaciones y circunscripción Latina de Compassion & Choices. “Como resultado, ofrecieron voluntariamente sus poderosas historias sobre la necesidad de ayuda médica para morir como una opción de atención al final de la vida para que los adultos con enfermedades terminales terminen pacíficamente con un sufrimiento intolerable”.

Los latinos, que representan el 39 por ciento de la población de California, desempeñaron un papel clave en la promulgación de la Ley de Opción de Fin de Vida. En septiembre de 2015, una semana antes que los legisladores aprobaran la ley, una encuesta emitida por el Instituto de Estudios Gubernamentales de la Universidad de California en Berkeley mostró que el 76 por ciento de los californianos apoyaban la asistencia médica en morir, incluyendo un 75 por ciento de los latinos.

Gracias al apoyo latino de Mauricio, Dolores, Miguel y Dan Díaz, esposo de Brittany Maynard, una mujer de 29 años del condado de Contra Costa, quien se vió obligada a mudarse a Oregón en 2014 para utilizar su ley de ayuda médica para morir, ya que California aún no había aprobado su ley, hoy el 69% de los latinos en todo el país apoyan la asistencia médica para morir.

Ochmann y Huerta junto con el actor, director y activista Edward James Olmos fueron los primeros californianos de alto perfil en respaldar públicamente la campaña de California para aprobar la Ley de Opción de Fin de Vida en un momento en que muchos latinos se oponian a participar en conversaciones sobre el final de la vida.