Take Action
Plan Your Care
LEARN
About Us
News
C&C Magazine
Volunteer
Donate

Consejo Nacional Hispano para el Adulto Mayor Apoya Leyes de Ayuda Médica para Morir

Insta al Congreso a Rechazar la Legislación que Deroga la Ley Muerte con Dignidad de D.C.

Compassion & Choices elogió hoy al Consejo Nacional Hispano para el Adulto Mayor (NHCOA, por sus siglas en inglés) por anunciar su apoyo a las leyes que otorgan a los adultos mentalmente competentes, con una enfermedad terminal y un pronóstico de vida de seis meses o menos, la opción de recibir asistencia médica al morir y terminar pacíficamente con su sufrimiento insoportable. La asistencia médica para morir está autorizada en el Distrito de Columbia y seis estados (California, Colorado, Montana, Oregon, Vermont y Washington); tiene 40 años de experiencia combinada y no hay un solo caso de uso indebido en esta opción de cuidados al final de la vida.

El respaldo de NHCOA a la asistencia médica al morir se produce cuando algunos miembros del Congreso intentan derogar las leyes locales que la autorizan. El mes pasado, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó un proyecto de ley de asignaciones, H.R. 3354, con una enmienda del Representante de Estados Unidos Andy Harris (Maryland), para derogar la ley Muerte con Dignidad de D.C. que autoriza la asistencia médica para morir. Doce días después, 11 miembros de la Cámara presentaron una resolución concurrente (H.Con.Res.80) que se opone a esta opción de fin de vida en todo el país.

“Estoy profundamente preocupada por esta extra limitación federal en las decisiones más personales y privadas de los residentes de DC, el  11 por ciento de los cuales son hispanos,” dijo la Dra. Yanira Cruz, Presidenta y Directora Ejecutiva de NHCOA,. “La mayoría de las personas no necesitarán ayuda médica para morir, pero las leyes que autorizan esta opción benefician a muchos adultos con enfermedades terminales, estimulando las conversaciones con los médicos y seres queridos sobre todas las opciones de cuidados al final de la vida, incluidos los cuidados paliativos y la mejor utilización de ellos”.

Con sede en Washington, DC, el Consejo Nacional Hispano para el Adulto Mayor es la principal organización nacional que trabaja para mejorar la vida de los adultos mayores hispanos, sus familias y cuidadores. El grupo llega a millones de latinos cada año, trabajando para garantizar que la comunidad hispana sea comprendida y justamente representada en la políticas de Estados Unidos.

“El apoyo del Consejo Nacional Hispano para el Adulto Mayor es una voz fuerte y poderosa que una vez más demuestra la necesidad de la práctica médica que ayuda a morir”, dijo Kim Callinan, jefe de programa de Compassion & Choices. “Es un elemento clave de la atención centrada en el paciente porque ejemplifica un sistema médico que reconoce que los pacientes deben ser los principales responsables en la toma de decisiones sobre cómo viven sus últimos días”.

Las encuestas nacionales y estatales demuestran un fuerte apoyo a la asistencia médica en la muerte en todo espectro ético, político y religioso, incluido el 69 por ciento de los latinos  y 57 por ciento de los médicos en todo el país. Un número creciente de organizaciones médicas, nacionales y estatales, han respaldado o adoptado una posición neutral sobre la asistencia médica en la muerte  como una opción de cuidados al final de la vida para adultos mentalmente competentes, con una enfermedad terminal.

El apoyo de los legisladores latinos a la asistencia médica en la muerte se ha incrementado drásticamente en Estados Unidos desde que Miguel Carrasquillo, un nativo de Puerto Rico, terminalmente enfermo, apareció en videos que abogaban por esta opción.

Miguel, un ex chef de 35 años que también vivió en New York y Chicago, estaba muriendo de cáncer cerebral cuando grabó entrevistas bilingües en inglés y en español para instar a sus compañeros latinos a apoyar a los adultos con enfermedades terminales para poder recibir la opción de ayuda médica al morir. Desafortunadamente, Miguel murió en junio de 2016 sin recibir la opción que pudo terminar con su dolor agonizante porque en Puerto Rico no está permitida.

Desde la muerte de Miguel, seis estados con grandes poblaciones latinas han aprobado o presentado proyectos de ley para autorizar la ayuda médica al morir: Arizona, Colorado, Nevada, New Jersey, New Mexico y New York. Legisladores latinos han sido los patrocinadores de la ley en cuatro estados: Arizona, Nevada, New Jersey y New York.

“Los latinos no deberían verse obligados a sufrir innecesariamente como lo hizo Miguel porque no tenía la opción de morir pacíficamente”, dijo Patricia A. González-Portillo, directora nacional de comunicaciones y circunscripción electoral latino de Compassion & Choices. “Deberíamos tener acceso a toda la gama de opciones para el final de la vida y también todos los estadounidenses”.