Take Action
Plan Your Care
LEARN
About Us
News
C&C Magazine
Volunteer
Donate

La ley de California Opción al Final de la Vida entra en vigor mañana

La ley triplicará el porcentaje de adultos estadounidenses con acceso a la asistencia médica para morir

La ley de California, Opción al Final de la Vida, entrará en efecto mañana, autorizando a un 12 por ciento de los adultos con enfermedades terminales a nivel nacional a tener la opción de solicitar la asistencia médica para morir si su sufrimiento se vuelve insoportable. Los otros estados que con anterioridad autorizaron la asistencia médica para morir son:  Oregon (1997), Washington (2008), Montana (2009) y Vermont (2013) – comprenden un 4 por ciento de la población nacional.

“Mañana es un día monumental para los californianos que sufren de alguna enfermedad terminal. Muchos californianos con enfermedades terminales – como Jennifer Glass y Christy O’Donnell – pasaron sus últimos meses de vida abogando por esta opción, que finalmente es una realidad”, dijo Matt Whitaker, Director de California para Compassion & Choices.

“En base a la experiencia con leyes similares en otros estados, menos de un 1 por ciento de los californianos con enfermedades terminales necesitará la asistencia médica para morir”, dijo Whitaker. “Pero el simple hecho de tener la opción les dará la tranquilidad mental que a menudo les da el cuidado paliativo. Esta ley está fomentando las conversaciones abiertas y honestas entre las familias californianas sobre las opciones en el cuidado al final de la vida, que anteriormente no se daban”.

La implementación de la nueva ley es un gran alivio para Elizabeth Wallner, una madre soltera de Sacramento de 52 años, que vive con un cáncer terminal en el colon y que ya se ha sometido a seis cirugías para remover partes de su hígado y colon. Ella se ha sometido a tratamientos de radiación, ‘radio-ablation’ y otros tratamientos que le han dado la mínima esperanza de prolongar su vida.

“Me tranquiliza saber que la ley Opción al Final de la Vida entra en vigor mañana, y que puedo preguntarle a mi cirujano por la receta del medicamento que puedo tomar cuando yo quiera si mi sufrimiento se vuelve insoportable, en el final de esta enfermedad mortal, y que me dejará morir mientras duerma”, dijo. “Pero solo porque voy a tener esta opción, no significa que voy a morir el 9 de junio. De hecho, seguiré viviendo mi vida al máximo y cuidando a mis padres de edad avanzada”.

Matt Fairchild, un católico de 46 años, sargento retirado del ejército, residente en Burbank, que vive con un melanoma terminal que se ha extendido a los huesos, pulmones y cerebro, dijo que él y su esposa de 18 años, Ginger, sintieron un gran alivio cuando aprobaron la ley.

“No sé si voy a tomar el medicamento que me ayude a morir cuando lo obtenga, o si dejaré que la naturaleza siga su curso, pero quiero la opción de ponerle fin a mi sufrimiento si llega a ser demasiado duro”, dijo Fairchild, quien toma 20 píldoras para tratar los síntomas de su cáncer y ha pasado por muchas cirugías para extender su vida. “Irónicamente, el tener el medicamento que me ayude a morir en mis manos, me permitirá enfocarme en vivir y no en morir”.

Compassion & Choices recientemente lanzó una campaña bilingüe para educar a los californianos con enfermedades terminales, sus familias y proveedores de salud sobre los beneficios y requisitos de la ley del estado que ayuda a morir con asistencia médica.

Los doctores, farmaceutas y residentes de California pueden tener acceso a la información de la ley Opción al Final de la Vida, llamando a la línea gratuita de Compassion & Choices al 1-800-893-4548, o visitando el sitio:www.EndOfLifeOption.org. Los médicos de California, también pueden hablar con doctores con años de experiencia en las opciones del cuidado al final de la vida, incluyendo la asistencia médica para morir, llamando a la línea confidencial de Compassion & Choices, Doc2Doc: 1-800-247-7421.

“Una parte importante de la asistencia médica para morir es conservar la relación entre la persona con una enfermedad terminal y su médico”, dijo la doctora  Catherine S. Forest, MD MPH, directora del centro médico Stanford Health Care  en Los Altos, profesora clínica asistente de la escuela de medicina Stanford School of Medicine y doctora en medicina familiar por más de 20 años. “Le permite al médico el honor de escribir la receta para una condición y circunstancia única para ese paciente, tal como lo hacen al escribir una receta para cualquier y / o otro medicamento.”

Dan Díaz, el viudo de Brittany Maynard, que vive en Alamo y abogó por la Ley de California Opción al Final de la Vida y que ahora está trabajando por una legislación similar en otros estados, compartió estar muy orgullo al recordar a su esposa.

“La opción al final de la vida que apoyó Brittany ahora se convertirá en ley en nuestro estado natal de California el 9 de junio”, dijo. “Esto significa que todo individuo con una enfermedad terminal no tendrá que salir de su casa como lo hicimos nosotros y que esa persona podrá tener la opción de irse en paz, cuando sea necesario para ellos.”

Como parte de la Campaña de Acceso California, Compassion & Choices se ha asociado con centros médicos, centros de cuidados paliativos, centros de salud comunitarios y organizaciones sin fines de lucro para asegurarse que los  californianos en todo el estado entienden que la ayuda médica para morir es una opción legítima y accesible dentro de los cuidados al final de su vida.